En honor a la navidad

Luces, villancicos, Los Toribianitos, panetón, chocolate caliente en pleno verano (aunque sudes al tomarlo), robos en cada esquina y compras con plata que no tienes (pero qué importa; la tarjeta de crédito soporta todo). Así, señores, es la Navidad. Bueno, para mí. Hay diferentes tipos de “personajes” navideños y voy a presentarlos a todos (o al menos a los que conozco. Si me olvidé de alguno, me cuentan).  La  mayoría de estas descripciones están inspiradas en personas que conozco pero, ojo, dije “inspiradas” no quiere decir que seas tú necesariamente. O si?

 

  1. La entusiasta: (Cuando la amiga que inspiró este personaje lea esto, sabrá quién es) Es la que disfruta de la cuenta regresiva hasta la navidad. Le pega post its (obviamente con diseño navideño) a toda la oficina, contando cuántos días faltan para “el gran día”. Además, viste outfits acordes a la festividad; es decir, ropa verde o roja y aretes de bastones, o renos, o estrellas de belén.

 

  1. La organizadora de eventos: Este personaje suele ser mujer o un hombre muy sociable. Se caracteriza por ser “el alma de la fiesta”, la/el “amigo de todos”, el/la “más chévere” y, evidentemente, siempre está organizando algún lonche/almuerzo/reu/chupeta navideña. No contento con saturar a todos sus amigos con esta “fenomenal iniciativa” de juntarse (para la cual crea grupo de Whatsapp y evento en Facebook), le suma el maravilloso, típico e intrigante “Amigo Secreto”. Es más, hasta se ofrece para hacer el sorteo. ¡Le encanta!

 

  1. Los pirañas-borrachos: El grupito de amigos que se juntan después de recibir las 12 con sus respectivas familias para reventar cuetes y tomar ron, chela y todo lo que venga. ¿Total? Es navidad y todo está permitido.

 

  1. El “te cambio”: Nunca, jamás de los jamases, está de acuerdo con la persona que le tocó porque está pensando “Y ahora… ¿qué m/&rd@ le regalo?” Entonces, va por ahí preguntándole a todos sus amigos “¿Quién te tocó?” y, acto seguido, dice “A mí me tocó fulanito; te cambio”. Y hará esto las veces que sea necesario hasta que se quede con alguien a quien sea “sencillo” regalarle.

 

  1. Tumba la fiesta: Ok, maravilloso. La organizadora de eventos hizo su “lonchecito navideño”. Es más, hizo la lista de todo lo que cada una de sus amigas debe llevar (por las puras porque siempre sobra). Dentro de este banquete encontrarán panetón, bocaditos dulces, otros salados, champagne y el infaltable chocolate caliente. Pero resulta que hay una que llama o escribe a última hora diciendo que “no lo logra” porque justito tiene un “imprevisto”. No le crean. Está planeando cómo chotearlas desde hace una semana.

 

  1. Grinch: La persona anterior cancela los eventos simplemente por ser falla; sin embargo, existe quien trata de evitar todo tipo de celebración porque ODIA la navidad. Así es, las luces (y sus musiquitas) le irritan, le llega altamente participar del intercambio de regalos y ni qué decir de la decoración de la casa. Esta persona cree que la navidad es una fecha inventada por los marketeros para propiciar el consumismo.

 

  1. El comprador compulsivo: Esta persona le da la razón al Grinch y compra todo lo que puede y lo que no. Total, la tarjeta de crédito aguanta TODO. Se endeuda sin pensar si podrá o no pagar las cuentas. Entonces, lo pone a mil millones de cuotas de 10 céntimos por mes y pasa todo un año “ajustado” por el placer de ser Santa Claus en Navidad.

 

  1. El Tacaño: Todo lo contrario al comprador compulsivo. El tacaño detesta gastar; piensa que hay que “guardar pan para mayo”. Qué digo mayo… él guarda para mayo, junio, julio y todo el año. Siempre que le proponen jugar al amigo secreto dice “no tengo plata”, “tengo que pagar mil cosas” o “súbeme el sueldo y juego”. No gasta pero tampoco queda mal. Siempre hace regalos “significativos”. Qué lindo suena eso, ¿no? Pero no es más que la traducción de “no quiero gastar pero tampoco quiero quedar como misio así que te hago una tarjeta o manualidad HERMOSA”. De aquí, nacen genialidades como fotos en marquitos hechos con palitos de helado, “heredar” cosas tuyas como símbolo de desprendimiento, o vales para “tú eliges la peli” o “1 hora de masajes” o cosas por el estilo.

 

  1. El distraído: Ok, compras tu regalo. Te afanaste y compraste el regalo ideal. Estás seguro de que esa persona abrirá el envoltorio y dirá “justo lo que quería” y saltará haciendo el baile de la alegría. Llega el día del intercambio y te das cuenta que metiste la pata… Así es, TE EQUIVOCASTE DE PERSONA. Tratas de solucionarlo pero ninguno de tus intentos funcionará porque le regalaste un pareo tipo mandala a un gordito con ropa de baño de piñas.

 

  1. La detallista que deja mal a todo el mundo: Este personaje suele ser mujer. Es la amiga que, a pesar de que le dijiste “amiga, este año nada de regalos, por favor, porque no tengo en qué caerme muerta”, decide comprarte algo. Entonces, quedas TERRIBLE, como la peor amiga del mundo mundial porque cuando ella te dijo “sorpresa”, tú sólo pudiste darle las gracias.

 

  1. El socialista justiciero: Esta persona detesta la navidad por personas como los detallistas, los entusiastas, los organizadores de eventos y por supuesto, por los compradores compulsivos. Esta persona considera inconcebible cómo puedes estar tranquilo en tu lonchecito navideño (donde sobra comida) o en tu casa (empachándote con pavo, lechón, arroz árabe, panetón y chocolate caliente), mientras hay personas que no tienen nada para llevarse a la boca. Entonces, hacen actividades sociales, salen a recorrer las calles con regalos, pedazos de panetón, etc. Pero ¿saben que es lo peor de todo? Que sólo piensan así en navidad.

 

  1. La católica: Ella piensa más o menos similar al anterior; sin embargo, a ella sí le dura todo el año. De todas maneras en su casa tiene que estar el nacimiento (mucho más grande que el árbol) porque ese es “el verdadero significado de la navidad” y va a misa. Recibir las 12 en misa sería ideal pero su familia no la acompaña.

 

  1. El flojo: El no disfruta de una cena navideña rimbombante, ni nada por el estilo. Pero no porque le den pena los niños o ancianos de la calle; sino, por el simple hecho de que se muere de la flojera. Puede ser una ama de casa que dice algo así como “aunque sea en navidad tengo que descansar, ¿no?”  y compra toda la cena en “comida al peso” de un supermercado cercano.

 

  1. Decoradora de interiores: Todos los años decora su casa cual película. Tiene venados en la puerta, un Papá Noel en el techo, un árbol hermoso y gigante decorado con luces blancas, etc. Saca todo su arte en esta temporada y deja la casa hermosa. Cambia la vajilla regular por vajilla (y hasta servilletas) navideñas.

 

  1. Horror al vacío: Este ser humano intenta dársela de “decorador de interiores” pero termina convirtiendo su casa en un almacén de árboles, nacimientos, muñequitos de nieve, coronas de adviento, etc. No se puede ni caminar en su sala porque, en la cabeza de este personaje, no puede haber ningún espacio vacío porque restaría “espíritu navideño”.

 

  1. Los Toribianitos: No, no me refiero a los reales “cantores” (que, dicho sea de paso, ¿nunca envejecen?). Hablo, en esta oportunidad, de las personas que ambientan la navidad con villancicos a todo volumen TODO el día y no se les ocurre cantar villancicos nuevos sino que son FANS de los toribianitos y de cada una de las canciones que los acompañaron en su niñez.

 

Estos sólo fueron algunos de los personajes que recuerdo. Seas el que seas, espero que disfrutes a tu manera este 24 y 25 de Diciembre. Sólo cuídate de los excesos (recuerda que viene año nuevo).

¡FELIZ NAVIDAD!

Anuncios

Autor:

NO SOY UNA PERSONA CONVENCIONAL. No, no soy predecible, no podrás sacar una tendencia de mi comportamiento y menos de mi estado de ánimo. En ocasiones, creo que soy una anciana encerrada en el cuerpo de un adulto joven; otras, a la inversa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s