Se te va la vida…

Fuiste a dormir; cerraste y abriste los ojos y te diste cuenta que se te fue el 2016. Así, sin más ni más, se te acabó el año. Ahorita, debes estar pensando en la fiesta y el desmadre de año nuevo, en cuántas botellas de ron serán necesarias o si llevas uno o dos bikinis. Y sabes? Tuviste todo un año para pensarlo. Tuviste todo un año para pensar en estas y otras cosas más (igual o menos intrascendentes) pero “asuntos” al fin y al cabo. Esto nos pasó, probablemente, a muchos. Y es que tenemos (y me incluyo) dos grandes y terribles errores: el primero es dejar todo para el último momento; el segundo (pero no menos importante), excusarnos.

Tienes que presentar un trabajo en 15 días y piensas “fresh, todavía hay tiempo” y haces tu vida. Todo estaba bien, bajo control… hasta que el Profe dice “y no olviden que mañana es la presentación de trabajos finales”. Tiemblas, sudas frío, se te afloja el estómago y ves tu vida como flashback (obviando las escenas donde fuiste un patán porque cuando uno está por morir, se convierte en un ángel wannabe). En buen cristiano: te da la pálida. Vas corriendo a tu casa y no por el tema estomacal; sino, para hacer lo que debiste hacer dos semanas atrás. Si, es probable que lo acabes pero no disfrutas haciéndolo porque sólo te estresa la idea de acabarlo si o si. Y este fue solamente un ejemplo pero postergamos todo: “el Lunes empiezo la dieta”, “mañana voy al médico”, “el sábado beso a la chica que me gusta hace 7 meses”, “la próxima vez que mi jefe me hable mal, le diré unas cuantas cosas”. Haz la dieta HOY, ve al médico HOY, besa a tu crush HOY y haz que te respeten HOY porque quizá no exista un mañana o un después.

 

Imagínate que no pudiste terminar el dichoso trabajo. Tienes al profesor en frente, estirándote la mano… y dices “el perro se comió mi tarea”. La excusa más trillada del mundo, no? Fue sólo un ejemplo pero buscamos justificación para todo: “No hay chamba”, “no soy el tipo de chica a la que le quedaría bien ese vestido”, “uy, es que por fiestas hay más tráfico”, etc, etc, etc… Esas son algunas de las excusas que inventamos para hacer o no hacer determinadas actividades, que nos ponen en aprietos, que nos sacan de nuestra zona de confort a la que estamos totalmente acostumbrados. Esa misma que te dice algo así como “oye, podría ser lo mejor de tu vida; realmente, podría hacerte muy felz pero CUIDADO con arriesgarte a algo que no conoces”. Y así, dejamos que el miedo a lo desconocido se apodere de cada centímetro de nuestro cuerpo, haciéndonos huir despavoridos.

 

La pregunta es: vale la pena aguantar, esperar y postergar TANTO? Déjame decirte que no tienes idea y no la tendrás hasta que empieces de nuevo. El fin de año viene con espíritu navideño y trae consigo un regalo: la posibilidad de reinventarte. Así como se te fue el 2016, se te puede ir la vida mientras llenas la lista de pendientes por hacer, por experimentar, por vivir. Si, lo desconocido genera ansiedad y temor, no lo niego. Pero, créeme, no hay peor cosa que quedarte con el “que hubiese pasado si…” comiéndote la cabeza por días, meses e incluso años. Atrévete, sueña con todas tus fuerzas e intenta una y otra vez (hasta que te salga) hacer eso que te asusta. Cambia de empleo, termina esa relación que no te hace feliz, pinta tu cabello, hazte un tatuaje, viaja, o lo que quieras hacer. Pero recuerda: ya se te fue un año… cuántos más vas a esperar?

 

Anuncios

Autor:

NO SOY UNA PERSONA CONVENCIONAL. No, no soy predecible, no podrás sacar una tendencia de mi comportamiento y menos de mi estado de ánimo. En ocasiones, creo que soy una anciana encerrada en el cuerpo de un adulto joven; otras, a la inversa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s