El “Mundo dulce” está PODRIDO

¿Alguna vez te ha sucedido que estás en tu casa, pasa el camión de basura y deja un olor nauseabundo? O ¿Tienes muchas ganas de comer, recuerdas que hay una bolsa de pan, la abres y ves que está lleno de hongos? … Caballero, a morirse de hambre porque EVIDENTEMENTE está podrido. Lo que acabo de mencionar es algo simple a la vista, ¿no? Si pasa el camión de la basura, sabes que no traerá un “aroma” a flores. Si ves un pan verde con hongos, sabrás que está podrido y que comerlo sería un pasaje sin escalas a la clínica más cercana.
Pero ¿qué hacemos cuando no es tan sencillo de descubrir? Cuando aquello “podrido” viene en empaque, con moño de regalo, con olor a perfume caro, etc. Pongámoslo así: Una persona con el interior TOTALMENTE  PUTREFACTO. ¿Es posible? Déjenme decirles que sí. Conozco a una. BRUJABueno, digamos que nunca jamás la he visto pero se ha dedicado a atormentarme la vida vía “inbox” y leyendo este blog. Es una bruja que prepara unos hermosos postrecitos pero, cuidado, nunca se dejen llevar por la masa elástica, el frosting o la envoltura bella que usa con el logo de su marca porque, si son igual a ella, es posible que de relleno tenga popó de perro o aerosol para matar cucarachas.

 

2Me expreso así porque es un ser humano (si es que pueda ingresar a esa categoría) que goza, sonríe y disfruta al ver sufrir a la gente. Esto es su hobbie y, claro, se entiende, pobre tía solterona que no tiene nada mejor que hacer. Pero ¿Qué le da derecho a alguien de JODERLE la vida a otra persona? Nada. Sólo que hay especímenes MALOS y ella lo es. ¿Saben qué es lo peor? Que será muy difícil darte cuenta. Viste de rosado, postea fotos con su hijo como “madre ejemplar”, trata de usar outfits a la moda (jamás le liga pero al menos lo intenta), visita buenos sitios, va a misa, pertenece a grupos de oración y dice que tiene un “Mundo dulce” (jaja) pero, desgraciadamente, ese mundo está podrido.

 

Deja de meterte en vida ajena, brujigorda, que ya estás bastante mayorcita para meterte con alguien como yo. Y aquí algunas recomendaciones:

  1. ¿Madre ejemplar? ¿FOR REAL? Deja de darle mal ejemplo a tu hijo; sino, se volverá como tú: un experto USANDO a la gente.
  2. No uses a tu hijo como “anzuelo” para atrapar al único hombre que voltea a mirarte.
  3. ¿Vas a misa y haces grupos de oración? Sé consecuente con lo que predicas, por lo que te golpeas el pecho y prendes tu velita misionera. A Diosito no le gustan las personas como tú, ojo al piojo.
  4. ¿Ropa rosada? Reinita, ya no tienes 15 años… Así quisieras. Supéralo. Ya no eres una adolescente; vive y goza tu edad sin roche. Sino, se ve ridículo, créeme.
  5. Eres excelente haciendo negocios (eso no lo niego) pero déjame decirte: las personas no somos un negocio. Deja de USAR a los demás y mejor preocúpate en hacer más fortuna o en darle el mejor ejemplo a tu hijo, que no tiene la culpa de haber caído en tu vientre.
  6. Como dije, eres A1 haciendo negocios pero el hecho de que tengas tu marca de Cupcakes, no quiere decir que te vas a comer toda la pastelería, no te excedas. Estás bastante pasadita de postres. #DietaUrgenteYa

3

Lo que más risa me da es que “me odias” pero estás pendiente de lo que hago o dejo de hacer, de lo que escribo y lo que no. Por eso, hice este post. Claramente, no diré tú nombre pero estoy segura, brujigorda con brackets (apelativo cariñoso, no te ofendas) que estás leyendo esto. Con este post “amoroso” me despido y te mando un fuerte abrazo hasta estrujarte y dejarte sin aire. Que sigas teniendo muchos éxitos con tu “Mundo dulce podrido”.

Anuncios