Lo juro, familia.

-¿Cuánto costó?

-… (Respuesta de mi papi indicando el monto)

-(risas) El doble de lo que habíamos presupuestado. Claaaro, como a tí no te cuesta (más risas).

 

(Pasan, aproximadamente, 30 minutos)

 

-Yo te lo voy a regalar, hijita. No te preocupes. (cierra la puerta, luego de dejar el dinero en el tocador)

 

Las lágrimas caen desesperadamente de mis ojos, como ahora que lo recuerdo. No, no era nada costoso. Lo juro. No diré qué era, pues sólo sería el blanco de burlas por no poder costear eso para mis papás, quienes toda la vida se han desvivido por mí, mis necesidades y mis engreimientos. Lo siento. Juro que esto va a cambiar… algún día…MUY pronto, espero…Y si me preguntan ¿por qué me siento tan culpable?, la respuesta es: ellos son TODO. No puedo poner una foto de ellos (aunque la última que se tomaron es hermosa) porque no tengo su autorización. Sin embargo, sí puedo contarles acerca de ellos.

 

Mi mami (a quien le digo “Cachete”) es el ser humano más inteligente del mundo. Claro, lo aprendió de su padre (mi “papapa”). Ella tiene casi 56 años y JAMÁS pierde el interés de aprender. Todo lo sabe y lo que no conoce, lo investiga. Como yo siempre le digo (y ella presume de eso) es una enciclopedia parlante; con ella encuentras información más confiable de la que puedes hallar en cualquier buscador de internet. No sólo eso… ella es fuerte, muy fuerte. Y ojo que la fortaleza no se demuestra en cuántas lágrimas te aguantas; sino, en reconocer cuando algo te está matando por dentro, llorarlo, vivir el “luto” y luego seguir adelante. Nunca he conocido a una mujer que ame tanto como ella… Ay, si la vieran viendo a mi papá… y ¿saben? Siempre ha sido así, desde que tengo memoria. Eso me hace feliz porque estoy convencida de que mi hermana y yo somos fruto de un amor muy lindo. Ese amor que hace que la familia se mantenga unida (gracias al esfuerzo de ella, realmente). No me juzga, me acepta como soy (con locuras incluidas, mis errores y mis virtudes) y lo mejor de todo es que me alienta a ser una mejor persona y profesional. Si me preguntan, cuando sea grande, quisiera ser aunque sea la mitad de lo que ella es y representarle a mis hijos si quiera la mitad de lo que ella significa para mí.

 

Y mi papi, más conocido como “Lunkito”, es el hombre más tierno del mundo; es amable, detallista y nos engríe mucho. No duda en levantarse temprano para llevarnos el juguito de fresa o de papaya al cuarto, ni en prepararnos un “misterioso”, como él le dice al sándwich mixto. Él jamás duda en hacer algo que nos regale una sonrisa… ¿lo mejor? Es que lo hace sin esperar nada a cambio, aunque se merece TODO de vuelta. No es un pan de Dios, ha fallado y lo ha sabido aceptar; pero hoy trata de ser la mejor versión de él para mi mami, mi hermana y para mí.  Sí, hemos pasado por “vacas flacas” pero de todas ella ha sabido reponerse e inventar (junto a mi mami y su espíritu emprendedor) alguna salida para no vernos afectados.

 

Mi hermana, la loca más loca del planeta pero, al mismo tiempo, la más noble que puedan conocer. Se hace la fuerte; finge fortaleza pero lo hace para que no le hagan daño, pues muy en el fondo es más dulce que cualquiera de las personas antes mencionadas. Es súper inteligente, siempre la admiré. De hecho, desde pequeña, decía que era mi ídolo y trataba de hacer todo lo que ella hacía. Hoy, después de 26 años, sigo admirándola y amándola mucho. Ella sabe mis secretos más oscuros y jamás me ha juzgado. Se va, se va pues formó una nueva familia y pronto se irá de casa. Ya no tendré a quién fastidiar, ni a quién robarle ropa pero siempre tendré a una hermana-amiga en quien confiar.

 

Como pueden ver, mi familia es excepcional. Me hacen renegar y yo a ellos pero nos amamos. Hoy, este post es para pedirles disculpas por no darles todo lo que se merecen pero juro que, algún día, tendrán TODO y MÁS. Me verán y se sentirán orgullosos de mí y de todo lo que logré gracias a ustedes, lo juro!

Anuncios

Créeme, no tienes idea…

–  Deberías volver a escribir

(Suspiro, inhalo toda la incertidumbre posible y me pregunto “¿esta vez funcionará?”)

–  Sí, quizás… (¿a quién trataba de engañar? Ese SÍ no convencía a nadie… ni a mí misma)

–  En serio lo digo (voltea, mientras continúa manejando y me mira con esos ojos café que significan algo así como un “tranquila, todo va a estar bien”, que aplaca todos mis miedos e inseguridades. Luego, el recuerdo de lo feliz que era haciéndolo me golpeó en la cara; o más bien, en la garganta…)

–  ¿Sabes qué quisiera hacer y no puedo dejarme morir sin haberlo cumplido? (se queda callado, pues sabe bien que tengo la costumbre de preguntar y contestarme sola) … QUIERO PUBLICAR UNA NOVELA.

–  Puedes hacerlo, estoy seguro. Sobre la marcha.

Esta fue la última conversación que tuve con “él” antes de decidirme a abrir este blog.   “Él”, que me anima a ser la mejor versión de mí… y no, no para él; sino, para mí misma. “Arriésgate”, me dije. ¿Qué es lo peor que puede suceder? Y, así, claramente, el silencio se apoderó de mi mente. Prometo, esta vez, no herir la susceptibilidad de nadie mediante este blog y, si en algún momento lo hago, desde ya pido disculpas.

Bueno, vamos por partes. Mi nombre es… no, no vas a saberlo. No por ahora, al menos. Y si lo supieras, eso no te dice nada sobre mí. Todos piensan que conocer el nombre, profesión y lugar de trabajo, ya es saber “algo” acerca de esa persona. Pero, ¿sabemos cuál es su sueño de vida?, ¿qué le aterra y le genera ansiedad?, ¿hay alguna canción, película o libro que presione el botón de “sensibilidad”, que está muy en el fondo?… La respuesta, déjame decirte, es NO.

Tal es mi caso. Yo, la alegre, la divertida, la bailarina, la escandalosa, la “chispita mariposa”, o como decían mis profesores del colegio: “El pegamento que unía el equipo”… Soy más que eso. Incluso, a veces, ni siquiera soy todas esas cosas.  Hay algo de lo que estoy convencida al 100% y es lo siguiente: NO SOY UNA PERSONA CONVENCIONAL. No, no soy predecible, no podrás sacar una tendencia de mi comportamiento y menos de mi estado de ánimo. En ocasiones, creo que soy una anciana encerrada en el cuerpo de un adulto joven; otras, a la inversa.

Me gusta leer, aunque a veces me aturde y me genera dolor de cabeza. Me irritan los sonidos repetitivos, a menos que sea el de un violín. Me encanta ver el sunset; algunas veces sola y otras, con los que quiero. Detesto el hígado, a menos que esté en una riquísima sopa de pollo. Me encanta tomar agua (soy la única “gorda” del mundo a la que le fascina hacerlo). Amo a mi familia, aunque me cueste demostrarlo, pero su foto me acompaña todos los días en el escritorio de mi trabajo. Me gusta estar sola, menos en la noche porque me da miedo. Y lo más contradictorio, es que me aterra llegar “sola” a la última etapa de mi vida…

Después de esto, ¿crees que sabes acerca de mí? Quizá algo. Junto a este blog podrás conocerme; si te interesa, claro. Algunos posts serán reales y otros sólo ficción. Pero algo te aseguro, nunca sabrás cuál es cuál y eso lo hace más interesante. Dicen que los ojos son el reflejo del alma. Acá te dejo los míos para que puedas darte una idea.

ojos2

Ahora, ¿piensas que me conoces? Déjame decirte algo: No tienes idea…

REGRESO AL HOGAR

NO HAY CAMINO HACIA EL AMOR, EL AMOR ES EL CAMINO

Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

Hazme poeta

Confesiones de un bastardo

Mariposas de Chocolate

.Mucho más que azotes.

Getzemaní González

el infinito mapa de Aquel que es todas Sus estrellas.

El blog de Fabio

Baluarte literario y cultural

Cuidar con Cuidado. Marina Monzón

Cuidados para el cuerpo, la mente y el alma

The Lebanexican

Musings on Latinidad, technology, cultura and marketing

Compartiendo Macarrones

Blog para compartir todo lo que nos hace reír y llorar

QuéLeer

Literatura para no literatos

Emociones encadenadas

Emociones que se encadenan, unas tras otras. Encadenadas emociones que te atrapan, que te colapsan, que te impulsan y te hacen reaccionar...

Gorrion de Asfalto

Literatura, Teatro, Poesía y Viajes

VaneOro "La chica cósmica"

Escritora Bilingüe. Poeta. Artista. Creativa. Blogger. Locutora de Radio. ¡Amante de las artes, el cosmos, la naturaleza y la vida!

La chica de los jueves

El blog de Mamen Gómez

Así, como un 8 tumbado

Abriendo el alma

Poetas Nuevos

Una búsqueda de nuevas letras y poetas.

De tus cosas y las mías

No pretendo contar nada que no sepas ni de ti ni de mí, sólo quiero que te encuentres entre estas líneas y que me busques a mí después porque hay un trozo de cada uno de nosotros en estas frases.

silvianart

“Letras que merecen ser escritas”